El carbón es el combustible fósil que más contribuye al cambio climático. Y España es, junto a Polonia y Alemania, el país con más centrales térmicas de carbón entre las 30 más tóxicas de Europa. Por ello durante la última semana del mes de noviembre, los colectivos ecologistas que conforman Un Futuro Sin Carbón (Greenpeace, WWF, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, IIDMA, SEO / Birdlife y Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, junto con otras organizaciones ecologistas locales y regionales) hemos salido a las calles, a las plazas y frente a las centrales térmicas de carbón para pedir el fin del uso de este combustible fósil antes del 2025.

Este es un momento crucial para el fin del uso del carbón en nuestro país. El gobierno de Pedro Sánchez ha mostrado predisposición en llevar a cabo el cierre de las centrales térmicas que siguen empleando carbón. Es el momento de que las empresas propietarias de las centrales den un paso adelante y comiencen sus planes para cerrar un negocio que perjudica tanto al bienestar de los seres humano como del resto del planeta Tierra. El carbón es completamente nocivo para la salud de las personas: causa muertes prematuras, nuevos casos de bronquitis en adultos y de asma en población infantil.

El uso de carbón es contrario a los compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático. Es por ello que necesitamos salir a la calle para hacer saber que una parte de la sociedad española pide el fin del carbón, para hacer saber al Gobierno que cuenta con nuestro apoyo, para exigir a las empresas que cierren sus negocios contaminantes. Por ello ha sido tan importante todo lo que habéis llevado a cabo, todos los esfuerzos de quienes os habéis movilizado durante las últimas semanas para exigir el fin del uso de un combustible fósil, el carbón, una rémora para la salud del planeta y de las personas.

No Events on The List at This Time